Etimologia - Quintana del marco

contador de visitas


Vaya al Contenido

Menu Principal:

El propio nombre Quintana procede de la palabra latina quinta "villa o caserío" más el sufijo de posesión -ana. Por otro lado el término quintus, quinta estaba relacionado en latín con quimque, el numeral "cinco", por la influencia árabe dicho término pasó a significar "la quinta parte de los frutos de la tierra que se pagaba al Señor".

   Esto ya nos indica que no sólo tuvo importancia porque formaba parte del iter ab Emerita Asturicam (el Camino de Mérida a Astorga), denominación original de la vía de la Plata por la que se transportaba el oro, y no la plata, de las Médulas hasta Mérida y de allí a Roma y se controlaba a las regiones del norte de Hispania. La denominación de la vía de la Plata es posterior y, aunque hay más de una etimología, la más aceptada es su procedencia del árabe balata "camino empedrado".

   Prosigue su grandeza en el S. IV cuando disminuye la población de las ciudades y aparecen las grandes villas romanas, señoriales, con influencias sobre amplios territorios y en un proceso pre-feudal; estas villas son de grandes proporciones y la parte habitada por el dueño está ricamente ornamentada.

   Con el tiempo este enclave crece en nobleza y señorío, pues aún perdura la huella medieval en el palacio o castillo del S. XV de aquellos nobles leoneses, los Quiñones, emparentados con los Almirantes de Castilla de Medina de Rioseco, con los condes de Valencia de D. Juan, con los Pimentel de Benavente. Siendo Diego Fernández de Quiñones, "El de la Buena Fortuna", el primer Conde de Luna bajo el reinado de Juan II de Castilla y uno de cuyos hijos, Suero de Quiñones, un ejemplo de ideal caballeresco de la época, desafiando a caballeros de toda Europa, los retó a cruzar el puente sobre el río Órbigo -el paso honroso- para enfrentarse con él, venciendo a decenas de ellos.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal